BEETHOVEN. NOVENA SINFONIA

Esta conocidísima melodía corresponde a la Sinfonía n.º 9 Op.125 en re menor de Ludwig van Beethoven y fue su última sinfonía completa. Es una de las obras más trascendentales, importantes y populares de la música clásica y también de toda la música en general. Su último movimiento es un final coral sorprendentemente inusual en su época que se ha convertido en un símbolo de la libertad. Precisamente, una ejecución de la sinfonía, realizada por Herbert von Karajan es, desde 1972, el himno de la Unión Europea. También destaca por ser la única composición musical de la historia declarada patrimonio de la humanidad por la Unesco.

La letra se basa en el poema de Friedrich Schiller An die Freude, traducido como a la alegría, y conocido como Oda a la alegría que Schiller publicó en 1785 y que provocó en Beethoven la intención de musicalizarlo ya desde 1793 cuando solo tenia 22 años:

“O Freunde, nicht diese Töne!
Sondern laßt uns angenehmere anstimmen,
und freudenvollere.
Freude! Freude!

Freude, schöner Götterfunken
Tochter aus Elysium,
Wir betreten feuertrunken,
Himmlische, dein Heiligtum.
Deine Zauber binden wieder,
Was die Mode streng geteilt;
Alle Menschen werden Brüder,
Wo dein sanfter Flügel weilt.”

¡Oh amigos, cesad esos ásperos cantos!
¡Entonemos otros más agradables y
llenos de alegría!
Alegría, alegría!

 

¡Alegría, bella chispa divina,
hija del Elíseo!
¡Penetramos ardientes de embriaguez,
¡Oh celeste, en tu santuario!
Tus encantos atan los lazos
que la rígida moda rompiera;
y todos los hombres serán hermanos
bajo tus alas bienhechoras.

(El texto en negrita fue añadido por el propio Beethoven por motivos de ritmo o necesidad musical en el poema).

El estreno de esta sinfonía tuvo lugar el 7 de mayo de 1824 en el Kärntnertortheater de Viena. Esta fue la primera aparición en escena de Beethoven después de doce años; la sala estuvo llena. Nadie quiso perderse el estreno de la sinfonía y de la que se presumía sería la última aparición pública del genio alemán, y efectivamente así fue: en los tres años siguientes, se recluyó en casa aquejado de diversas enfermedades que lo postraron hasta su muerte.

En el año 2006 se estrenó una película llamada Copiyng Beethoven con Ed Harris en el papel del compositor y Diane Kruger en el de una alumna suya (parece ser que esa alumna existió realmente) que recreaba, entre otras cosas, la dirección de Beethoven en el estreno de esa sinfonía: como el genio alemán estaba aquejado de una importante sordera y tenía problemas para seguir la música que interpretaba la orquesta, se tuvo que ayudar de su alumna para que hiciera las veces de una especie de lazarillo auditivo para guiarle en la dirección. En la realidad, que generalmente acostumbra a ser menos romántica, la dirección de orquesta fue compartida entre Beethoven y Michael Umlauf, maestre de capilla. Como que a pesar de las licencias históricas, el video resulta ilustrativo, os recomiendo su visionado. Por cierto, Ed Harris “dirige” en un modo que a mi me recuerda a Leonard Bernstein ¿se basaría en él para interpretar a Beethoven?:

Para saber más de Beethoven: http://es.wikipedia.org/wiki/Ludwig_van_Beethoven

Deixa un comentari

Labellesa.cat és un blog cultural on podràs trobar informació de cultura catalana i internacional sobre cinema, dansa, teatre, fotografia, música, art i literatura entre d’altres. Estigues al dia de les darreres novetats i tendències culturals amb el nostre contingut original, dinàmic i fresc!

¿Vols estar al corrent de tots els esdeveniments culturals? Introdueix el teu mail aquí: